martes, 2 de enero de 2018

Poda y alambrado Jazmín de invierno (Jasminum Nudiflorum) nº 1

Este diciembre como no podía ser de otra manera le ha tocado poda a este árbol de mi colección al que le dediqué una entrada en este enlace.

Como puede verse en las imágenes siguientes, desde la poda del año pasado el árbol se ha recuperado bien y además a brotado bastante, y por muchos sitios, lo que me lleva a pensar que voy a tener material suficiente para empezar con la ramificación secundaria que estaba algo escaso.




Aunque se ve muy tupido y da pena meterle mano, muchas de las ramas han crecido donde no debían o en la dirección incorrecta, con lo que lo mejor es dar de nuevo un paso atrás e ir haciendo las cosas bien. Tras la poda y el alambrado, el resultado es el siguiente.




De nuevo un "pelón" pero si nos fijamos un poco en los detalles de las ramas, estas a parte de ir afianzando su base, ya han empezado a desarrollar ramas más finas que nos van a servir como secundarias.



Y para finalizar una imagen de una de las partes que más me gustan de este árbol, sus raíces, que al estar enganchadas a un antiguo tocón de madera se han desarrollado con unas curvas muy interesantes. Por cierto, el tocón de madera se está desintengrando y me temo que en el próximo transplante va a tocar quitarlo. Ante esto me surge la duda de si dejar las raíces al aire o intentar ponerlas en una roca donde encajen bien, aunque teniendo ya este grosor va a ser complicado que se ajusten como debería. Ya os contaré...