martes, 12 de enero de 2016

Mi nuevo manzano, futuro shohin

Dado que el último manzano a raíz desnuda que adquirí se me está dando muy bien y que estaba como loco por tener un ejemplar en tamaño shohin, he vuelto a picar y he comprado otro que tiene muy buen porte para el fin que lo quiero.

Así ha otoñado el manzao en cuestión

Aunque solo lo pude por fotos, el tamaño del nebari y el movimiento del tronco, me hicieron decidirme para comprarlo de entre los muchos que había disponibles.
 


Hoy lo he recibido y como es de acostumbrar de la persona que me lo ha vendido, venía perfectamente embalado y con el cepellón bien protegido y húmedo


Lo primero de todo desembalarlo con mucho cuidado de no romper ninguna raíz y limpiar toda la tierra que traía del campo, con un buen chorro de agua y unos palillos. No traía muchas raíces con lo que mejor no he cortado ninguna más de las necesarias y que estaban por encima de la zona en la que quería plantarlo.

Cepellón limpio y listo para ser plantado

Preparamos la maceta con una mezcla de tierra de 70% de Akadama y 30% de Kyryu, carbón vegetal y a colocar el árbol en la mejor posición posible y bien sujeto para que no se mueva.

La maceta lista

El árbol ya plantado

A continuación he realizado una poda ligera. Como no es época y no sabemos por donde va a brotar en un futuro, lo mejor es no tocarlo demasiado. Sin embargo, y aunque no tengo el frente decidido totalmente, solo he quitado aquellas ramas que no valían para ninguno de los dos frentes y he acortado las ramas más gruesas. He aplicado pasta selladora para los cortes y le he dado un buen riego.

Uno de los posibles frentes

Y este otro frente que es el que por el momento más me gusta

Ahora y por último ya solo queda dejarle descansar después de todo el movimiento que ha tenido el pobre en estos últimos días.

Altura: 18 cm. Nebari: 10 cm.