domingo, 11 de noviembre de 2018

Recuperando a marchas forzadas (1ª Parte)

Aunque quizás un poco pronto, no me queda otra y este año tengo que sacar los árboles que he estado cultivando en tierra estos últimos años. El motivo es que hemos vendido la casa que utilizaba para engordar a mis pequeñines y me quedan dos semanas antes de entregar las llaves... os podéis imaginar el estrés...

No se cuantos árboles tengo rodando por el jardín, pero me tengo que centrar en aquellos que tienen más potencial para ser trabajados ya que materialmente, me quedan solo dos fines de semana.

En esta primera jornada de trabajo he recuperado robles, fresnos e higueras. Algunos de los ejemplares ya habían tirado parte de las hojas, pero para asegurarme la recuperación, he preferido no tocar mucho los cepellones y ya en próximos transplantes iré arreglando las raíces (entre otras cosas porqué sino no me da tiempo a recuperar los que me interesan.

Si alguno de vosotros quiere venirse a por algún arbolito que me lo diga porqué ahí se van a quedar.

Primera jornada de recuperaciones, robles, fresnos y alguna higuera

Higuera de tronco retorcido (aunque no se aprecia bien en la imagen)

Fresno ya casi fuera

Fresnos y robles para pasar a maceta

Palilleando...

Roble con el cepellón listo para ir a la maceta

Los chiquitines ya en la maceta

Higuera de buen porte en primer plano y resto de árboles

Ahora toca que se recuperen (y a cuidarlos en los días más fríos)