miércoles, 1 de noviembre de 2017

Kintsugi o la rotura de la maceta no es el final

El Kintsugi (en japonés carpintería de oro) o Kintsukuroi (en japonés reparación de oro) es una técnica de origen japonés para arreglar fracturas de la cerámica con barniz de resina espolvoreado o mezclado con polvo de oro, plata o platino. Forma parte de una filosofía que plantea que las roturas y reparaciones forman parte de la historia de un objeto y deben mostrarse en lugar de ocultarse, incorporarse y además hacerlo para embellecer el objeto, poniendo de manifiesto su transformación e historia.

No voy a explicaros mucho más del kintsugi ya que existen muchas páginas en Internet que lo hacen, pero sí quería traeros hoy una manera sencilla de realizarlo para cuando una de vuestras macetas preferidas se rompe.

La maceta  en cuestión es una realizada por mí, en la que estaba intentando conseguir un esmalte craquelado sin utilizar la técnica de Raku. Para ello, una vez esmaltada, la metí en la chimenea y aunque sí que craqueló, se partió por varios sitios.

Únicamente necesitaremos un pegamento bicomponente y mica oro. En mi caso utilicé una mica más rojiza que tiene por nombre comercial mica oro azteca, de aspecto oro envejecido que me pegaba más con la rusticidad de la maceta. El proceso, en imágenes:

La maceta partida en varios trozos

El craquelado se había conseguido...pero a un precio alto ;-)

El interior de la maceta

Los materiales

La Mica Oro Azteca que da un acabado de oro viejo

Mezclamos los dos componentes del pegamento

Una vez mezclados echamos el polvo de mica oro azteca

Mezclamos bien todos los componentes

Mezclado y listo para empezar a utilizarlo

Las dos piezas a unir

Aplicamos bien en una de las piezas...

... y en la otra

Las unimos y presionamos para que rebose la mezcla

Una vez seco, por el interior de la maceta


Una vez seco, por el exterior de la maceta

La maceta finalizada

La maceta finalizada

La maceta finalizada