sábado, 15 de abril de 2017

Reducción de ápice en olivo

Decisiones, decisiones y más decisiones...desde luego que el mundo del bonsái, es siempre tomar decisiones.

En este caso, y tras la poda de Marzo del olivo que os traigo a continuación, había algo que me chocaba. Cada día que lo miraba, la parte más alta del mismo me parecía alargada, recta y sin mucho sentido, pero si quería remediarlo, había que cortar... y todos sabemos lo que supone, cero vueltas atrás :-)

Tras evaluar pros y contras y hacer algunas simulaciones, me decidí por cortarlo. A parte de lo dicho que no me gustaba, me parecía interesante reducir el tamaño del árbol y hacerlo más robusto, que es como a mi personalmente me gustan los bonsáis. Una vez tomada la decisión, solo faltaba coger la podadora y “chas” ápice cortado.

Ahora le toca brotar e ir formando las nubes de hojas para que se termine de poner bonito de verdad. Una vez explicado, os dejo el detalle gráfico del trabajo.

El olivo antes del trabajo

Había algo que no terminaba de gustarme

Ápice largo y designación del nuevo ápice

Árbol más compactado

Nuevo ápice