martes, 31 de diciembre de 2013

Trabajo otoñal de un pino silvestre

Este otoño trabajé por primera vez el único pino de mi colección. Lo recolecté en el 2011 y hasta este tiempo, lo único que había hecho con él ha sido darle mucha agua, exponerlo al sol y abonarlo. Viendo que ya estaba perfectamente establecido, por fin me decidí empezar a trabajar con él.

Lo primero que hice fue podar las ramas que no me servían para el diseño que tenía en la cabeza. Una vez podadas,  el siguiente paso fue hacer una limpieza de agujas viejas, dejando únicamente las de la última temporada. Por último, y una vez clara la estructura, procedí a alambrar.

Os dejo secuencia de fotos de los trabajos realizados.

El pino antes de los trabajos

Detalle del ápice antes de los trabajos
Tras la poda y el aclarado de agujas

Tras la poda y el aclarado de agujas
Finalizado el alambrado

Vista superior del árbol una vez finalizado

El nuevo ápice
El tronco con una corteza muy interesante