miércoles, 4 de diciembre de 2013

Mis dos primeros mames


Este otoño planté los dos primeros mames de mi colección de bonsais, una higuera (ficus carica) y un roble albar (quercus robur). Tenía dos macetas que me habían regalado hace tiempo y cogí dos árboles del huerto para plantarlos en ellas.

Como las macetas son tan pequeñas y no cabe mucha tierra, para poder sujetar bien los árboles, aproveché el mismo alambre con el que los iba a modelar, para anclarlos a la maceta. Así mismo, como tenía que dejar las raíces muy reducidas, quité el mayor número de hojas posible para que no se deshidraten.

Con este trabajo, a parte de la ilusión que me hace el tener mis primeros mames, quería comprobar como reaccionan estas especies al transplante en esta época del año e igualmente ver como se comportan en unas macetas tan pequeñas. Ya os contaré como va evolucionando.

Las dos macetas que me regalaron

Anclo el alambre a la maceta para luego poder sujetar los árboles

La higuera en su maceta

El roble en su maceta