domingo, 11 de noviembre de 2018

Recuperando a marchas forzadas (1ª Parte)

Aunque quizás un poco pronto, no me queda otra y este año tengo que sacar los árboles que he estado cultivando en tierra estos últimos años. El motivo es que hemos vendido la casa que utilizaba para engordar a mis pequeñines y me quedan dos semanas antes de entregar las llaves... os podéis imaginar el estrés...

No se cuantos árboles tengo rodando por el jardín, pero me tengo que centrar en aquellos que tienen más potencial para ser trabajados ya que materialmente, me quedan solo dos fines de semana.

En esta primera jornada de trabajo he recuperado robles, fresnos e higueras. Algunos de los ejemplares ya habían tirado parte de las hojas, pero para asegurarme la recuperación, he preferido no tocar mucho los cepellones y ya en próximos transplantes iré arreglando las raíces (entre otras cosas porqué sino no me da tiempo a recuperar los que me interesan.

Si alguno de vosotros quiere venirse a por algún arbolito que me lo diga porqué ahí se van a quedar.

Primera jornada de recuperaciones, robles, fresnos y alguna higuera

Higuera de tronco retorcido (aunque no se aprecia bien en la imagen)

Fresno ya casi fuera

Fresnos y robles para pasar a maceta

Palilleando...

Roble con el cepellón listo para ir a la maceta

Los chiquitines ya en la maceta

Higuera de buen porte en primer plano y resto de árboles

Ahora toca que se recuperen (y a cuidarlos en los días más fríos)

jueves, 1 de noviembre de 2018

Plato cascada

En el número 122 de la revista Bonsai Actual, Rosa María Bonet nos mostraba un trabajo de kusamono con un plato de barro con un goterón de esmalte y un poco de musgo variedad Funaria Hygrométrica.

Desde que lo vi me llamó la atención, ya que con un simple plato, un poco de musgo y mucha imaginación, el trabajo realizado por Rosa me transportaba a un lugar lejano, donde una gran cascada finaliza en un pequeño lago rodeado de una frondosa selva tropical (¿quizás un escenario de Piratas del Caribe? :-) )

Ahora que estoy dándole al barro y por casualidad re leyendo la revista, se me ocurrió reproducir el plato, para en un futuro, reproducir el paisaje.

Aquí os dejo el trabajo original de Rosa y el plato que he reproducido y que espero os guste.




El Plato con el goterón de esmalte

Un lugar lejano...
Mi plato, reproducción del plato original

domingo, 30 de septiembre de 2018

Vuelta a la carga

Después de un pequeño parón... aquí vuelvo a la carga y espero que sea para quedarme. Hoy os presento tres de las macetes que estoy haciendo ultimamente y que como veréis escapan un poco de la línea tradicional. Espero os gusten!

Maceta efecto de mermelada de fresa escurriendo

Para poner a prueba tu imaginación y buscar un árbol acorde a estas macetas

Simple, pero con muchas posibilidades como maceta de kusamono

viernes, 8 de junio de 2018

Nueva hornada de macetas de mayo

Os dejo algunas de las macetas que he realizado este mes de mayo. Espero os gusten.

Ovalada acabado azúcar glass (11x6 cm.)
Kusamono acabado turquesa (7x7 cm.)
Ovalada acabado arenisca (23,5x18x4 cm.)
Rectangular acabado gris (19,5x14x4 cm.)

sábado, 21 de abril de 2018

Maceta kusamono turquesa

Maceta para una planta de acompañamiento, en forma de caliz de flor y con un bonito esmalte azul turquesa. Está realizada por mi en barro blanco y cocida a alta temperatura.

Dimensiones de la maceta: 11x10x7 cm. (exteriores), 6x5x5 cm. (interiores).








miércoles, 21 de marzo de 2018

Nueva maceta para higuera de la colección

Después de un tiempo sin poder publicar y ya que estamos casi acabando la temporada de transplantes, hoy os dejo uno de los que he estado realizando durante este tiempo. El árbol en cuestión es una higuera de mi colección y la maceta, una de las realizadas por mi, ovalada y de tono verdoso claro.

La maceta elegida
La higuera de la colección
No os voy a aburrir en cómo hice el transplante ya que sobre este tema hay millones de documentos y si que me gustaría centrarme en porqué la maceta.

Las higueras me gustan, o en macetas sin emsmaltar marrón o incluso con tonos rojizos, y en el caso de ser esmaltadas, con tonos suaves (blancos o verdes). Con estas preferencias, para esta higuera hice tres macetas más a parte de la que definitivamente elegí y que os muestro a continuación.


Ovalada, sin esmaltar y con un tono negruzco que me vuelve loco (parece pátina de un montón de años)

El mismo barro que la anterior pero en este caso rectangular

Ovalada en tonos rojizos
He estado mucho tiempo dando vueltas y con muchas dudas, pero mirando por Internet encontré este pedazo de ejemplar y me gustó mucho como quedaba, tanto la maceta ovalada, como el color en la higuera.


Y el resultado es el siguiente.



domingo, 4 de febrero de 2018

Maceta mame fuego azul

Diseñe esta maceta para un pequeño bonsái mame en cascada. El esmalte que le di ya lo había utilizado en otras ocasiones, pero la sorpresa vino en los tonos azulados que aparecieron en la parte inferior y que parecen llamas azules que surgen por debajo de la maceta. 

 Dimensiones de la maceta: 11x5x5 cm. (exteriores), 9x4x4 cm. (interiores).
 






sábado, 27 de enero de 2018

Sabamiki o técnica del tronco ahuecado

Sabamiki significa tronco ahuecado o tronco partido y su objetivo es simular en nuestros bonsáis lo que en la naturaleza les ocurre a los árboles cuando se les parte un tronco en dos partes, ha sufrido un ataque de insectos que ha matado parte del árbol o incluso que le ha partido un rayo.

Generalmente esto le ocurre a los árboles más viejos y que más han sufrido las inclemencias de la naturaleza, con lo que en bonsái igualmente es una técnica que nos va a permitir envejecer nuestros árboles de una manera natural.

Normalmente se usa en árboles caducos pero cualquier especie es apta para hacerlo (por ejemplo es muy típico en olivos y ullastres). La idea consiste en perforar la madera produciendo al árbol una herida profunda, pero ojo, con cuidado y sin pasarse y dejando el árbol siempre con vena viva. Lo ideal es aprovechar ya una sección de madera muerta y reducirla hasta tocar la madera viva. Además de crear el propio sabamiki, se pueden quitar tocones, arreglar heridas y partes del árbol que de otra manera afearían el diseño final.

Es muy importante que el agujero permita drenar el agua y que esta no se quede acumulada, de tal manera que no acabe pudriéndose y generando otros problemas. Una vez finalizado, tendremos que mantener esta madera en buenas condiciones. Si trabajamos sobre madera viva utilizaremos pasta cicatrizante para proteger la herida y si lo hacemos sobre madera muerta, sin tocar la madera viva aplicaremos periódicamente un protector de esta como puede ser el polisulfuro de calcio.

Un tipo especial de sabamiki es el uro que se refiere a un agujero en el tronco debido a que en cualquier momento en esa parte del tronco existió una rama.

Para finalizar y muy importante antes de pasar con algunas fotos, no abuséis de esta técnica ya que no parecerá natural.

Olmo de mi colección donde el sabamiki simula el tronco partido por un rayo

Sabamiki en Fresno

Sabamiki en Fresno

Detalle de un sabamiki en el tronco de un Fresno
Uro en tronco de Fresno





jueves, 11 de enero de 2018

Porqué la naturaleza no tiene que alambrar sus árboles

Aprovechando las nevadas que han caído esta semana en la Sierra Madrileña, ayer nos acercamos a dar un paseo por Valsaín y en concreto por la Boca del Asno. Simplemente estaba impresionante... y en ese idílico paraje me surgió la reflexión ¿porqué alambramos nuestros bonsáis?. Todos tenemos una respuesta para esto, pues claro hombre, para que se parezcan a los árboles viejos de la naturaleza, pero... ¿y cómo lo hace la naturaleza? Ya, ya, ya se que lo sabéis, pero al que no lo sepa, aquí le dejo unas pocas fotos del paseo con ejemplos de cómo se las ingenia para hacerlo sin alambre. Espero os guste y  además os sirva como ejemplo para vuestros pequeños árboles.