viernes, 25 de marzo de 2016

Defoliado de olivos

Hoy he comenzado a defoliar mis olivos. Aunque los objetivos principales de defoliar los olivos son el de reducir las hojas y generar más ramificación, en mi caso también me va a servir para limpiar las últimas cochinillas que quedaban de las plagas de la temporada pasada.

No voy a explicar en profundidad el defoliado. Básicamente quitaremos todas las hojas, dejando el foliolo y asegurando que no se corta la yema latente que es por dónde van a brotar las nuevas hojas y la nueva ramificación. Por seguridad, en el caso de los olivos, es mejor dejar las dos últimas hojas después de que hayamos acortado la rama a la altura que consideremos para el diseño final y así evitaremos que la rama retire savia y se seque.

Adicionalmente, las hojas que he dejado, las he limpiado con un bastoncillo y alcohol para quitar los restos de cochinillas que quedaban. También he aprovechado a alambrar ya que al estar desnudas las ramas es más sencillo.

A continuación os dejo las fotos de los trabajos.

Uno de los olivos antes de defoliarlo

Detalle de las ramas

Ápice defoliado y alambrado

Rama defoliada

Rama defoliada y alambrada


Olivo terminado

Vista superior del olivo

Otro de los olivos finalizado

Vista superior tras el defoliado y el alambrado